eSports

¿Cómo apostar en Dota Lounge?

¿Cómo apostar en Dota Lounge?

¿Cómo apostar en Dota Lounge? Hubo un tiempo cuando apostar a Dota 2 era materia exclusiva de unos pocos sitios en internet. Por fortuna, esto ya no es así porque ahora hay muchas páginas para escoger en donde apostar.

Es verdad que algunos son sitios pequeños especializados en Dota 2 y/o algún otro eSports, mientras que la mayoría son casas de apuestas en línea que han incorporado Dota 2 en su oferta de apuestas.

Ahora bien, en cuanto a Dota Lounge hay que precisar varias cuestiones importantes, a continuación se explican.

¿Cómo funciona el apostar en Dota Lounge?

Para empezar, Dota Lounge es un sitio de apuestas y comercio de artículos del juego Dota 2. Posee una interfaz de usuario fácil de comprender y apta para dispositivos móviles, funciona igual que una casa de apuestas; ya que requiere que la persona se registre, en este caso debe vincular la cuenta Steam.

Por mucho tiempo todo funcionó de maravillas. Pero en el año 2016, el desarrollador de Dota 2, Valve, emitió un comunicado mediante el cual prohíbe el uso de las cuentas Steam por terceros con fines comerciales.

En otras palabras, ya no se puede apostar en el sitio Dota Lounge, al menos sin el respaldo de Valve. Algunas de las razones que motivaron la medida de Valve son: casos de estafas, demandas de consumidores descontentos, sobre todo la denuncia que estos sitios promueven las apuestas en menores de edad.

Así que, por lo turbio del asunto, lo mejor es evitar estos sitios.

¿Alternativas para poder apostar?

Si usted quiere apostar ítems de Dota 2, mejor y más seguro es el “Mercado de la Comunidad de Steam”. Porque este es el único sitio que tiene el respaldo de Valve Corporation, el desarrollador del juego.

Por último, si tiene interés de apostar dinero real en las ligas y/o torneos de Dota 2. Entonces, Betsson Perú es a donde debe ir, ya que la oferta esta casa de apuestas online en eSport es buena, porque cubre una gran cantidad de eventos, torneos y ligas de Dota 2 en Perú y el resto del mundo.

Tendencias